Tipos de Hidrolipoclasia

Si ya de por si muchas veces las personas no saben qué es la hidrolipoclasia, los diferentes tipos que hay, ya es tarea imposible para prácticamente cualquier persona de a pie de calle y que esté interesada en este tipo de procesos.

En la hidrolipoclasia, se introduce un líquido bajo en sales que es capaz de diluir el entorno de las células grasas, facilitando la eliminación de la grasa localizada. Aparte de su composición en sales, éste líquido de tipo suero contiene anestesia (para que el paciente no sienta dolor en la zona del cuerpo a tratar durante la sesión de hidrolipoclasia) y un agente vaso-constrictor (para reducir la aparición de  hinchazones y hematomas). Tras la aplicación del suero se realiza la inserción de un tubo muy fino (conocido como cánula) por el cuál se extrae la grasa diluida de manera aspirativa.

Nos encontramos con cuatro tipos de hidrolipoclasia:

Hidrolipoclasia Ultrasónica

Este es el método quizá más conocido y extendido. La hidrolipoclasia ultrasónica consiste en lo siguiente:

Después de haber introducido el líquido en la zona a tratar, por ejemplo en las piernas, y previamente a la extracción, se aplican ultrasonidos con el objetivo de calentar así las células de grasa, haciendo más fácil su eliminación. La situación es parecida al funcionamiento de un microondas, donde las ondas generadas por el aparato agitan las células de la comida provocando que se caliente. Gracias a que las células de grasa están más diluidas, se pueden emplear cánulas más pequeñas.

Tipos de hidrolipoclasia ultrasonidos

Hidrolipoclasia Asistida

Seguimos viendo más tipos. La diferencia con el procedimiento anterior es que, en este caso, entre la fase de infiltración y de eliminación no se realiza nada.

Directamente tras aplicar el suero, se introduce la cánula en la parte del cuerpo deseada. Esta se encuentra conectada a un motor que hace que vibre el extremo de la misma, haciendo que pueda atravesar la grasa sin ningún problema. Con esta técnica es más fácil conseguir el contorno que desea la persona.

Hidrolipoclasia por láser

En este caso se lleva a cabo una técnica con la que se pretende disolver aún más la grasa mediante el uso de un láser. El tamaño y la potencia del mismo puede variar dependiendo del paciente a tratar. Con este láser lo que se consigue es aumentar la temperatura de las células grasas haciendo que se derritan. Este paso es previo a la fase de extracción, donde al igual que en la hidrolipoclasia ultrasónica, el tamaño de las cánulas es reducido. Debido a esto, es posible evitar incisiones considerables en la piel, haciendo de esta técnica un proceso muy poco intrusivo.

Tipos de hidrolipoclasia

Hidrolipoclasia asistida por agua

Este es el último tipo de hidrolipoclasia y la más nueva que existe. Esta técnica también hace uso de una cánula, sin embargo, la diferencia es que esta cánula se encarga también de inyectar líquido a una determinada presión con la que se consigue agitar la grasa sin afectar al resto del cuerpo. Mientras la cánula inyecta el líquido, también se encarga de extraerlo mediante absorción. Gracias a este procedimiento, el médico puede comprobar sobre la marcha y de manera precisa cuanta grasa ha sido eliminada.

Importante: A pesar de ser un proceso sin demasiado riesgo, es MUY IMPORTANTE que, si tiene cualquier duda sobre este tratamiento o si se desea realizar alguno de estos tipos de hidrolipoclasia, lo consulte con un médico preparado que pueda llevar a cabo esta técnica.

Tipos de Hidrolipoclasia
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *